sábado, 21 de junio de 2014

Lo quiere rápido o lo quiere BIEN?

No puedo partir sin hacer mención al neo-cliché que da vuelta en internet hoy por hoy:
Con el auge de las redes sociales y las plataformas digitales, las personas tienen acceso a la información en tiempo real, estando siempre informadas de lo que pasa a su alrededor.
En eso hay algo de cierto y algo falso. Es cierto que el acceso a la comunicación está más a la mano que en ningún otro momento de la historia, ya sea con computadores portátiles, tablets y teléfonos con conexión a internet (no hablemos de teléfonos inteligentes. Las personas son inteligentes, los aparatos no). El punto es la calidad de lo que estamos consumiendo, las fuentes. 

No sé si será por destacar, por ser el primero en "tirar la bomba" o simplemente porque no tienen idea lo que hacen, pero me pasa que cada vez más leo a medios de comunicación o periodistas tirando información al aire sin tener certeza de lo que se habla o sin siquiera dar crédito a las fuentes desde donde sacan la información.

Ejemplo 1: El humo de La Tercera asegurando la llegada de Berizzo a la UC. El diario dió por segura la llegada del DT a la Católica ¡Hasta refuerzos nombraron! y nada. Obvio que cuando no se dio, el señor W. Guerra, que escribió el artículo, muy bien gracias.

Ejemplo 2: La Red subiendo material tarde y mal editado. Mis amigos saben que, hace +1 año grabé a una cajera peleando con una clienta en un supermercado y que salió en varios medios, etc. Resulta que La Red subió ese video hace un mes a su plataforma, cortado y, por ende, descontextualizado. No me importa que usen lo que subi, el compartir es la regla #1 de internet, sin embargo entregar mal la información debería ser la anti regla #1 de un canal de TV, no?

Ejemplo 3: El robo de las cartas desde Amor Por La Redonda. Cristóbal Rojas, obsesionado por el fútbol, escribió cartas a distintos jugadores de La Selección a modo de aliento por el mundial. Tan buenas fueron las cartas que distintos medios las pusieron en sus plataformas. Hasta ahí todo bien, pero ¿Y la fuente? ¿Cuesta mucho poner de donde sacaste algo que no es tuyo? Porque finalmente las cartas sacadas de un blog le dieron contenido a webs que tienen publicidad, por ende reciben dinero publicando cosas que no son suyas. Esto pasó en Puranoticia y GritoGol con la carta a Gary Medel y en La Cuarta con una carta a Mauricio Pinilla.
Estos son 3 ejemplos que no tienen más de 3 meses de antigüedad. Métase a los links y va a ver. Hay casos más extremos como los abusos de The Clinic que le hace un copy&paste macabro a Buzzfeed (como lo hicieron notar en LoserPower hace unas semanas) pero bueno, para que seguir.

Entonces me queda una duda: El acceso a la información está pero... ¿la queremos rápido o la queremos bien?
Publicar un comentario